Este sitio o las herramientas de terceros utilizadas por este sitio web utilizan cookies necesarias para el funcionamiento y útiles para los fines descritos en la política de cookies. Al hacer clic en el botón  "entiendo " usted acepta utilizar cookies.

Saludo de Madre Alfonsa, Madres y Hermanas Capitulares

Aviso

There was a problem rendering your image gallery. Please make sure that the folder you are using in the Simple Image Gallery Pro plugin tags exists and contains valid image files. The plugin could not locate the folder: media/k2/galleries/160

Domingo, 27 Marzo 2022 07:32

Misa de envío

MISA DE ENVÍO

El día 11 de marzo al amanecer  Madre General con las  Madres del Consejo se dirigieron al Vaticano con el fin de participar de la Eucaristía en una Capilla de las criptas de la Basílica de San Pedro. Con esta Celebración quería dar comienzo, como enviada, a la gira de reuniones y visitas en los continentes europeo y americano para conocer las realidades de las comunidades en primera persona e iniciar el proceso de reorganización de la Congregación, como Reto primordial lanzado por el Capítulo General, con el fin último de incentivar la misión tan hermosa que nos ha confiado el Señor en su Iglesia.

Presidió la Eucaristía Don Salvador Aguilera, fiel amigo de las Siervas de María y Oficial de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, quien logró el regalo de poder celebrar en la Capilla Clementina, la más cercana a los restos de San Pedro y frente a la tumba de SS Pío XII, quien beatificó a nuestra Santa Madre.

En su homilía, Don Salvador, hizo unas aplicaciones muy acertadas para el camino que emprende nuestra Madre General. Refirió que el evangelio leído venía muy bien para el propósito de la Celebración, los litigios y dificultades vendrán, somos humanos, es muy difícil saber si se ha acertado cien por ciento. De ahí la necesidad de la oración ferviente antes de tomar decisiones, escuchar, ser ungüento para el sufrimiento de las Hermanas. Pedro tuvo caídas y el Señor siguió contando con él, incluso le pidió: “Confirma a tus hermanos”. Tengan presente que en el dolor es donde ustedes son más Siervas de María…. Que la mano de la Madre General sea la mano que cura y levanta. El Señor le pedirá cuenta de cada Hermana”. Por último, hizo una enérgica recomendación: “no bajen el listón en la formación, de ello dependerá el futuro del Instituto”. Y para concluir la hizo sentirse acompañada en la gran responsabilidad que tiene en sus manos con la oración de todos: “No está sola”.

Al finalizar salieron con el mismo Don Salvador para visitar la imagen de nuestra Santa Madre y a sus pies poner las intenciones de Madre General y las expectativas de cada una de las Hermanas del Instituto, ante la realidad que se presenta. Cantando alegremente un himno en su honor, le pidieron que sea ella misma quien conduzca la barca nuevamente, como supo hacerlo junto al Padre Gabino, cuando tuvo que tomar las decisiones de reorganizar la Congregación para revitalizar la misión con los enfermos.

Galería de imágenes

{gallery}160{/gallery}