Ministerio Asistencial

En cuanto a la labor ministerial de llevar el anuncio de Jesús a los enfermos, podemos decir que es de acción muy variada y  se desarolla en:

  • Visitas organizadas a domicilio para administrar tratamientos médicos, dar asistencia física, acompañamiento espiritual, soporte emocional, formación y catequesis, asistencia social.
  • Asistencia personalizada a enfermos en sus domicilios y hospitales.
  • Hospitales de la Congregación
  • Casas de Reposo
  • Centros de salud, con asistencia médica organizada, laboratorio, tratamientos y suministro de medicamentos indicados.
  • Unidades materno Infantil, especialmente en paises de misión, como Africa, Filipinas, Haití
  • Consultorio Dental
  • Dispensarios médicos, con consultas, laboratotio, formación,  medicamentos.
  • Programas de vacunación, especialmente en paises de misión, como Filipinas y Africa.  

La accion del ministerio se definide de acuerdo a las necesidades de los enfermos en los lugares donde está presente la Congrergación. 

Organizaciones sin fines de lucro y voluntariados médicos, apoyan y colaboran económica y profesionalmente  la Congregación, haciendo posible sostener y extender las obras y la asistencia del carisma-misión a más enfermos, a mäs lugares.

Hay quienes voluntariamente y por amor, ayudan económicamente a los enfermos pobres para sufragar sus medicamentos y otras necesidades básicas. Hay quienes donan su tiempo para cuidarlos, acopañarlos, consolarlos. 

Merece particular mención la Fraternidad Hijos Laicos de Santa María Soledad, como Asociación que participa del carisma de las Siervas de María de forma organizada, reconocida  y aprobada por la Iglesia. Teniendo en cuenta que los miembros que lo componen, son de diferentes profesiones: médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería, Asistentes sociales u otras ocupaciones, personas en jubilación que desean donar su tiempo, etc., el tipo de apostolado es según su profesión:

  • Dedicando algún día, o parte del día o simplemente unas horas al ejercicio del apostolado con los enfermos, en hospitales, Dispensarios y a domicilio,
  • Acompañando a enfermos o personas mayores solas, prestándoles pequeños servicios, como hacerles la compra, llevarles de paseo en silla de ruedas, o simplemente ayudar a la propia familia según las necesidades del enfermo, conversando, ofreciéndoles apoyo espiritual, rezando con ellos, etc.
  • Ofreciendo sus propios sufrimientos y oraciones en cooperación en la obra de salvación con Cristo y María,
  • Colaborando siempre con la religiosa Sierva de María, coordinadora del grupo y preocupándose sobre todo del celo por la gloria de Dios y de la salvación de las almas y promoviendo una mejor calidad de vida a los enfermos y sus familias.

Muchos son los frutos de del ministerio con los enfermos: en recuperación de la salud, acompañamiento en la enfermedad, consolación en el sufrimiento, reconciliación consigo mismo, la familia, la sociedad, encuentro con Dios. El carisma de las Siervas de María Ministras de los Enfermos, ha sido dado a la Iglesia por el Espíritu Santo, para la atención integral de la persona en su enfermedad: física, espiritual, emocional, social.