Inicio

Puerto Rico HLSMS

Fraternidad Hijos Laicos Santa María Soledad

Los Inicios de lo que hoy es ya la Fraternidad de Hijos Laicos de santa María Soledad (HLSMS) se remontan al año 1996. El Santo Papa Juan Pablo II, en la Exhortación Apostólica Postsinodal sobre la Vida Consagrada, en el número 54, nos impulsaba a la comunión y colaboración don los Laicos.

A partir de entonces, ya en el XXII Capítulo General Ordinario, de octubre de 1996, presidido por Madre Clotilde Cuevas, Superiora General, hubo algunas sugerencias al respecto.

El primer eco o respuesta a este reto esperanzador tuvo lugar en la Comunidad de Mar del Plata, Provincia de Argentina. Bajo la guía de Madre Isabel Ledesma, un grupito de señoras comenzaron esta andadura, el 19 de junio de 1997. El segundo voluntariado laico comenzó a fraguar en Camagüey, en diciembre del año 2000.

Con fecha de mayo de 2002, la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA) nos volvía a inculcar la comunión con los laicos en la Instrucción Caminar desde Cristo n°. 31.

De la celebración del XXIII Capítulo General, en octubre de 2002, presidido por Madre Josefa Oyarzábal, surgió el Acuerdo Capitular n° 35 que trata de la Colaboración con los seglares que termina en estos términos: “Debemos seguir concientizando a quienes quieren cooperar y comprometerse con la oración, espíritu y carisma de nuestro Instituto, hasta que se organice y se establezca uno o varios reglamentos apropiados para cada grupo”.

A partir de entonces, la rama injertada en nuestro Árbol Congregacional comenzó a crecer y multiplicarse, dando lugar a numerosos grupos de voluntariado laico, siendo canales de la gracia de Dios para los enfermos, los mismos voluntarios y nuestro Instituto en general.