Este sitio o las herramientas de terceros utilizadas por este sitio web utilizan cookies necesarias para el funcionamiento y útiles para los fines descritos en la política de cookies. Al hacer clic en el botón  "entiendo " usted acepta utilizar cookies.

Domingo, 26 Julio 2020 13:21

Gozosas  Celebraciones

6 Hermanas profesa novicias y postulantes Siervas de María Filipinas 

Marcos 3, 13-19: Llamó a los que quiso para que estuvieran con él

Más que una crónica de acontecimientos, aquí damos constancia a trazos ligeros, de momentos puntuales en la experiencia de personas tocadas por la llamada de Jesús a seguirle más de cerca en la Vida Consagrada, como Siervas de María Ministras de los Enfermos.

En las fotografías compartidas, vemos rostros de rasgos Cameruneses, Indonesios y Filipinos. Se trata de jóvenes que dan inicio a distintas etapas de formación en la Congregación a la que aspiran pertenecer. Cada paso dado las acerca gradualmente a la meta, reafirmando su decisión de seguir la llamada, a la vez que se disponen al aprendizaje y crecimiento humano, la identificación y asimilación espiritual del evangelio y las constituciones, que las prepara al estado de vida, al que se incorporarán con la Profesión Religiosa.

En cada imagen ofrecemos una breve descripción del momento señalado. Como puede apreciarse, todas se ven muy contentas; como suele pasar cada vez que adquirimos la seguridad conquistada con la reflexión y la oración, el estudio y el compromiso, que se requiere para hacer realidad los sueños que forjan nuestras aspiraciones, tejidas en  ilusión y con esfuerzo. Avanzando firmes en la esperanza de vivirlo con la intensidad del amor que no teme al sacrificio, porque ese amor es Dios mismo, vivo y presente en la propia vida

Un memorable capítulo escriben en la historia de su vida y de la Congregación las futuras Siervas de María aquí vistas. Las acompañamos como a personas que marchan junto a nosotras, confiadas y alegres, conociendo el camino y haciendo experiencia de una vida nueva a la que se sienten atraídas, después de haber identificado en su corazón la llamada de Dios.

La convivencia fraterna en comunidad, reúne en un solo corazón y una sola alma a todas las Hermanas, en sus distintas fases y vivencias comunitarias, misioneras y santificadoras

Damos gracias a Dios por todo

Más en esta categoría: « Testigo del Amor que no se muda