Lunes, 23 Abril 2018 07:44

PEREGRINACIÓN "DORADAS" 2018

CELEBRACIÓN ANIVERSARIO DE ORO

Parece que fue ayer, pero no, ya han transcurrido 50 años. Estamos muy contentas por la trayectoria de fidelidad y coraje, recorrida por nuestras Hermanas. Por tal motivo, nuestra Congregación ha querido obsequiarlas con una peregrinación desarrollada en dos etapas. La primera, saliendo el 15 de abril desde sus respetivos países de misión con destino a Madrid-España, donde serán acogidas en nuestra Casa Madre y guiadas por Sor Consuelo Barreno y Madre Blanca Fernández en su itinerario de peregrinación. La segunda, saliendo el 21 de abril desde Madrid con destino a Roma, residiendo en la Casa Generalicia; para vivir jornadas intensas, teniendo como guías a Madre Julia Castillo y Madre Inés Cáceres, hasta completar el programa de visitas a lugares históricos, destacados por su irrefutable significado de fe y valor artístico. Una vez realizada esta peregrinación inolvidable, retornarán a sus comunidades el día 1 de mayo. Irán a contar a sus Hermanas de comunidad, familiares, amigos y enfermos, lo que han visto y oído.

Aqui los nombres y procedencia de las Hermanas que un día se encontraron con Jesús, y al descubrirlo como su único Tesoro dieron su sí al Señor:

Madre Julia Castillo Ibáñez y Sor Angela Bodego Gutiérrez de Roma-Italia.

Sor María Cruz Lozano González, de Salamanca - España

Madre Jacinta de Jesús Silva y Sor Rosa Igeño Cruz, de Córdoba-España

Sor Natividad Villa Martín, de Santander-España

Sor Lourdes Cacho Arconada, de Palencia-España

Madre Visitación Baz González, de Portugalete-Hospital-España

Sor Esperanza Gonzáles Freire, de La Coruña-España

Sor Begoña Ruiz Matute, de Milán-Italia

Sor Paz Fonseca Brabo, de Barbastro-España

Sor Rosario Cruz Ortiz y Sor Lidia Liranzo Caba, de Santo Domingo, Rep. Dom.

Sor Visitación Padillas, de Puebla-México

Sor Mercedes Muñoz Benega, de Bucaramanga-Colombia

2018 Doradas

Aqui una imagen, como reflejo del regocijo que inunda y desborda el corazón de nuestras Hermanas

Imposible callar lo que el alma siente cuando la comunión de sentimientos encuentra eco en el corazón de tantas personas, quienes han entrado en sus vidas de consagradas y apóstoles. La irradiación de su canto de acción de gracias se extiende por latitudes incontables de hogares, ciudades y paises por donde han ido llevando el envío de Jesús, que les ha encargado difundir su mensaje de salvación, curar enfermos y hacer bien a todos. Es lo que han hecho toda la vida, han pasado su tiempo amando y sirviendo. Por eso, con razón están felices y en el presente se las ve contentas. 

Otras noticias